Lunes, 25 Enero, 2021 - 09:30

El Ayuntamiento de Calp y la empresa adjudicataria Pavapark se encuentran estudiando la forma de exonerar a los ciudadanos del pago de la ORA a partir de las 18 horas, tras la entrada en vigor este pasado jueves 21 de enero de las nuevas restricciones frente a la COVID-19 que establecen el cierre de los comercios a partir de esa hora.

 

La alcaldesa de la localidad, Ana Sala, considera que con el cese de la actividad comercial “no tiene sentido cobrar por este servicio ya que la movilidad por la calle desciende considerablemente”. No obstante, ha añadido que encontrar la forma de llevar a cabo dicha exoneración “no es fácil ya que se encuentra en vigor un contrato con la empresa que no puede ser modificado ya que implicaría su rescisión”.