Día Internacional por la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres 2022
Concurso escaparates de Navidad 2022
App Línea Verde Smart City - Mejora tu Localidad y Mantente Informado
Martes, 13 Diciembre, 2016 - 09:45

Fernando Vergillo y Arelys Echemendía regentan el emblemático bar de la Casa de Cultura desde la apertura de este edificio en 1999, si la Casa de Cultura ha sido epicentro en los últimos 17 años de la vida cultural del municipio, el bar de este edificio ha sido lugar de reunión y encuentro. En estos 17 años por sus mesas han pasado desde los artistas que han expuesto o actuado en la Casa, hasta los miembros de las distintas y variadas asociaciones culturales y festivas del municipio que se reunen en la Casa de Cultura. Ahora Fernando y Arelys emprenden una nueva etapa, y aunque se sienten agradecidos, inician ilusionados un nuevo proyecto hostelero.

 

Fernando Vergillo nos dice que “el 30 de diciembre acaba nuestro último contrato con el Ayuntamiento. En los últimos años hemos intentado innovar, empezamos ofreciendo el día del pescaíto, y hemos ajustado precios, pero ya llevábamos tiempo pensando en cambiar, en montar otro negocio del mismo estilo pero en otra zona y ahora es el momento. Estamos ilusionados pero también un poco tristes por cerrar esta etapa que empecé con Paco Luque, son muchos los recuerdos que tengo del inicio de este proyecto con Paco”.

 

Arelys nos cuenta que por el bar de la Casa de Cultura han pasado la mayoría de los artístas que han actúado en el Auditorio, “tenemos un libro de firmas con todos los artístas que han pasado por aquí”. Sin embargo sus mejores clientes son las distintas asociaciones calpinas que han hecho de la Casa de Cultura y su bar su segunda sede, es el caso de la Coral Ifac, la Cofradía de Pescadores, la Casa de Andalucía, la Falla del Calp Vell y sobre todo la banda de música. “Cada martes y viernes que son los días de ensayo de la banda dan mucha vida al bar, después de tantos años ya sabemos qué van a tomar antes de pedirlo, les tenemos un cariño especial”.

 

De estos 17 años recuerdan especialmente determinadas exposiciones como “El arte de la porcelana” de Lladró en 2003 o las celebraciones del Día de la Comunidad Valenciana o cuando se celebraba el Festival del Club Carnaval Calpe y los músicos tocaban en el anfiteatro. También han sido testigos directos de los cambios en el pueblo y la Casa de Cultura, compañeros jubilados, clientes de siempre….También señalan que muchos turistas han llegado a conocer la Casa de Cultura gracias al bar, “en verano viene gente atraída por la promoción del pescaíto y a través de nosotros han conocido las instalaciones de la Casa de Cultura y el casco antiguo de Calp”.

 

Tras casi 20 años Fernando y Arelys se despiden agradecidos y contentos para iniciar un nuevo proyecto en el que sus clientes seguirán encontrando su conocida ensaladilla y sus especialidades de siempre