Miércoles, 13 Abril, 2016 - 09:45

El ayuntamiento de Calp lleva adoptando medidas diciembre de 2015 destinadas a combatir el cambio climático y así se informó en el último pleno municipal. Calp es un municipio concienciado con la lucha contra el cambio climático, integrado en el Pacto de Alcaldes y que ha aprobado un paquete de medidas integradas en el Plan de acción Local de Calp para los próximos 20 años. Este Plan fue entregado a todos los representantes de los grupos políticos y se encuentra disponible en www.calp.es/ciutatsostenible

 

Calp es un municipio adherido a la Red Europea de ciudades por la Movilidad y ha obtenido la medalla de bronce en su apuesta por la bicicleta, uno de los compromisos alcanzados. El municipio tiene el planteamiento de realizar un plan de movilidad urbana sostenible, que incorporará propuestas para reducir la contaminación atmosférica, el consumo energético y sus efectos negativos sobre la salud.

 

El ayuntamiento tiene previsto emprender la segunda fase del plan BiciCalp. Desde el gobierno se promueve el transporte público y el bus eléctrico y un programa en centros escolares para concienciar a los más pequeños. El municipio cuenta con un proyecto de gestión de infraestructuras del litoral por el cambio climático. Se están promoviendo las energías limpias en el casco histórico y el sistema de distribución del gas natural.

 

Además, la empresa que gestiona el abastecimiento y la distribución de agua potable en el municipio está realizando una serie de mejoras destinadas al ahorro de agua y a evitar fugas, unas “mejoras continuas” con el objetivo de lograr la sostenibilidad de la gestión del agua reduciendo pérdidas y contribuyendo a la lucha contra el cambio climático.

Además la piscina municipal ha sido reformada para poder reducir el gasto  de energía y ser más eficiente en la instalación. Ahora el suelo es cerámico, más cómodo, antideslizante, antibacteriano y resistente a la humedad, con las obras se ahorra energía, se evitan fugas de calor al no tener rejillas y se han cambiado las calderas por las de biomasa, para tener una instalación más moderna, eficiente y que ahorre energía. Además se dispone de una manta térmica que se coloca por la noche sobre las calderas para mantener el calor y poder apagarlas.

 

Calp ha recibido de la Diputación provincial 91.900 euros para sustituir las lámparas y luminarias en edificios públicos, en concreto, la Casa de Cultura y el pabellón Domingo Crespo. Son 600 luminarias nuevas por un importe total de 96.736 euros, cantidad de la que al ayuntamiento le corresponderá abonar una mínima parte, 4.836 euros, ya que está incluida en el Plan Provincial de Ahorro Energético.