Campus d'Excel·lència Empresarial Casa Nova.
¿Te imaginas poder disfrutar de infinitas actividades en familia?
DÍA DE LA FAMILIA
¡No te pierdas nada!

La Hermandad del Silencio, Corbata de la Villa por su contribución al enriquecimiento de la Semana Santa calpina

Viernes, 23 Octubre, 2015 - 13:15

“Somos una procesión diferente; permanecemos en estricto silencio para invitar a la gente a la meditación y a la reflexión”. Con estas palabras define Matías Pastor a la Hermandad del Silencio 2012, reciente ganadora de la Corbata de la Villa en los Premios Jaume Pastor i Fluixà.

 

Esta hermandad destaca por la espectacularidad de su desfile en la procesión del Jueves Santo. Durante dos horas permanecen en un silencio absoluto, con el único sonido de los tambores como fondo para marcar el ritmo del paso. Su propósito es invitar a la meditación, reflexionar sobre la vida, "una forma de hacer terapia de grupo y sentirse mejor tras acabar la procesión", según Matías Pastor.

 

La Hermandad del Silencio 2012 nació por la voluntad de darle continuidad a la comisión de fiestas de la quinta del 94, dada la buena sintonía y la unión que se generó durante el año de festeros que compartieron. El deseo de juntarse de nuevo, mantener un lazo de unión entre la quinta es lo que promovió la creación de esta joven hermandad, de apenas tres años. El número de afiliados ha aumentado desde entonces a cerca de 100 miembros, puesto que se han ido uniendo tanto familiares como devotos del Santíssim Crist de la Suor.

 

Pastor recogió la corbata de la Villa en los Premios Jaume Pastor i Fluixà, el pasado 9 de octubre, y declaró que supone una "gran satisfacción para nosotros contar con el reconocimiento del pueblo; nos da fuerzas para continuar y tirar para delante”. La hermandad, en solo tres años, ha conseguido distinguirse por su esfuerzo en apoyar al pueblo y a las fiestas de la Semana Santa. En este momento, los miembros de la hermandad están ensayando una obra de teatro que se estrenará en Navidades y con la cual buscan sufragar la restauración de las andas del paso del Cristo del Sudor.

 

Agradecen en todo momento el apoyo que han recibido y, en especial, la ayuda del párroco Don Paco, que ha colaborado en todas las acciones que se han llevado a cabo además de proponer ideas para prosperar. Asimismo, el presidente de la Hermandad subraya la coordinación entre los trabajadores del ayuntamiento que apagan el sistema de iluminación según va pasando la procesión. “Los funcionarios del ayuntamiento se han involucrado y esforzado para conseguir que ese halo místico de silencio y oscuridad tenga cabida”, asegura.