Lunes, 10 Agosto, 2015 - 11:15

La artista italiana, de origen británico, Martina Roberts expone en la Sala de exposiciones de l´Ajuntament Vell hasta el 31 de agosto una retrospectiva de su obra bajo el nombre “The Journey”. Esta es una oportunidad única para conocer a una artista que en su trabajo de investigación plástica utiliza el dibujo, la pintura y las nuevas tecnologías, para así dar voz a un imaginario interior que se desplaza sutilmente entre lo figurativo y lo abstracto.

 

Martina Roberts es licenciada en Bellas Artes en la especialidad de pintura en la Accademia di Belle Arti di Ravenna (Italia), en la actualidad vive y trabaja en la ciudad de Bolonia, Italia, sin embargo afirma sentirse muy influida en su obra más reciente por la luz y el color de España. En los últimos años su experiencia pictórica se ha desarrollado de manera paralela en varios ámbitos de expresión artística: pintura digital e impresión láser en seda, para estudios de estilismo en el sector del diseño textil, en una labor de continua experimentación entre técnicas tradicionales y de vanguardia; tradición y tecnología convergen buscando un diálogo entre ellas. Asimismo el universo de las emociones es esencial en la obra de Roberts, es el elemento que se presenta como clave para detectar y descubrir lo que está más allá de la forma y en la forma.

 

En la exposición de l´Ajuntament Vell el visitante descubrirá dos partes diferenciadas, en la planta baja diversas acuarelas muestran la obsesión de la autora por los vasos de cristal como símbolos de la transparencia. Como la artista señala “para mi el vaso es una figura humana, sin diferencia de género, un contenedor de emociones, de experiencias, de vida”. Otra parte de la exposición se centra en un viaje por el conocimiento de uno mismo, por las emociones, muestra con distintas técnicas la emoción del miedo y la ironía.

 

Los que visiten la exposición de Martina Roberts se encontrarán , según la autora, una explosión de color, una visión particular del mundo, una dimensión interior muy particular , en el que la belleza de la búsqueda se encuentra en la propia búsqueda. La muestra puede visistarse hasta el 31 de agosto.