Lunes, 3 Agosto, 2015 - 08:30

Calp asumirá la gestión compartida del Penyal d'Ifac. Es el acuerdo alcanzado, a falta de la redacción del convenio y firma, entre la concejala de Protección y Ordenación del Territorio, Ana Sala y la Dirección General del Medio Natural tras la reunión mantenida en Calp para buscar la solución más segura y viable para reabrir el Penyal d’Ifac. El pasado mes de abril,  técnicos de la Consellería  aconsejaron el cierre de la ruta de ascenso a la cima por cuestiones de seguridad.

 

En principio, los técnicos de la Dirección que se han desplazado hasta el Parque han planteado que Calp aporte brigadas municipales, limpieza e incluso materiales para el mantenimiento del entorno.

 

Aunque la Conselleria insiste en que por el momento el cierre se mantendrá hasta que se pueda adecuar la senda, a medio plazo, y asegurar la zona -no es el único parque en estas circunstancias que mantiene la Dirección general en la C. Valenciana-, el ayuntamiento quiere agilizar los trámites de la gestión compartida para asumir el mantenimiento y adecuar el entorno y que quede asegurado el entorno cuanto antes. Mientras tanto, el Penyal puede visitarse hasta la llegada al túnel, a partir de ahí se informará al visitante del final de ruta.

 

Protección a les Salines

Calp ha solicitado ampliar la protección al humedal de les Salines, algo que la Conselleria  ve viable. Se trataría de modificar el decreto que declara al Penyal parque natural y ampliar la protección al humedal. Los técnicos municipales han explicado en la reunión la situación reciente de les Salines, el bajo nivel de agua provocado por el mal funcionamiento de una de las bombas y el bajo bombeo para cuidar de la nidificación.

 

Desde la Conselleria se ha respaldado la actuación del ayuntamiento, se ha aconsejado mantener el nivel de agua actual e incluso guardar más nivel de playa para ayudar a la nidificación. Se ha aconsejado no alarmar por la mortandad de los peces ya que no son ejemplares propios del humedal de les Salines ni aguantan los altos niveles de salinidad. Y se recuerda que la población natural del humedal son sus aves.