Lunes, 8 Junio, 2015 - 11:15

Hace unos meses el Ayuntamiento de Calp aprobó la declaración de Bien de Interés Cultural para el Club Social La Manzanera y los edificios Xanadú y Muralla Roja diseñados en los años 70 por Ricardo Bofill, ahora el Consistorio da un paso más y tramita dos importantes proyectos ligados a dicha declaración: por un lado la rehabilitación del antiguo club social de La Manzanera y por otra la regeneración del frente litoral que discurre entre estas instalaciones y la cala La Manzanera con una pasarela peatonal.

El Club Social de la Manzanera es una instalación recreativa construída en los 70 junto al mar que albergaba un restaurante, una zona de piscinas y un pequeño embarcadero, se trata de un espacio singular ya que se ubica dentro del dominio público terrestre. Su posición expuesta a la acción marina y largos años de abandono han llevado la instalación a un estado de deterioro grave. Tras su declaración como BIC la Dirección General de Costas instaba al Ayuntamiento a redactar un proyecto que permitiese la rehabilitación de todo el área, incluyendo las balsas, escalinatas, y embarcadero reconstruyendo el dique de escollera natural. Así el objetivo del Ayuntamiento es recuperar el área respetando su diseño y estructura original, sus característicos ventanales circulares y sus materiales iniciales, en cuanto al uso de estas instalaciones deberá ser compatible con la singularidad del edificio y su titularidad pública.

Pero la iniciativa va más allá, ya que también se incluye el proyecto de regeneración del frente litoral através de la creación de una pasarela peatonal de unos 100 metros de longitud que conectaría el Club Social con la cala de La Manzanera ubicada un poco más al sur. Para ello se regenará el talud y se implantará un sistema de contención de materiales desprendidos, el itinerario peatonal se instalará sobre-elevado respecto a la cota de la cala y tendrá dos metros de anchura, el proyecto contempla que se ejecute con una estructura de hormigón dada su exposición a la agresión marina.

Aunque ambos proyectos se encuentran en proceso de trámite desde el Departamento de Grandes Proyectos del Ayuntamiento se calcula que la rehabilitación del Club Social puede tener un coste de 585.000 euros y la regeneración del frente litoral y creación de la pasarela ascendería a 680.000 euros.

En 1962, el Taller de Arquitectura de Ricardo Bofill comenzó a diseñar un plan maestro para un complejo turístico en Calpe, frente al Peñón de Ifach. El programa en sí es similar al de otros complejos residenciales existentes en la costa mediterránea española pero partía del concepto de integración paisajística. Se les encargó el diseño y construcción por etapas de condominios, apartamentos, viviendas unifamiliares, un pequeño hotel, bar, restaurantes e instalaciones deportivas.


Las cualidades especiales del paisaje, formado por terrazas de piedra, bancales, en gran parte artificiales, la formación natural del anfiteatro del valle, y la voluntad expresa de la creación formal, fueron los factores determinantes para convertir La Manzanera en todo un referente de urbanismo integrado en el paisaje.