Lunes, 3 Noviembre, 2014 - 13:45

Hasta ahora las instalaciones del cementerio municipal de Calp eran insuficientes para dar respuesta a las exigencias del municipio. Aunque el propio cementerio ha sido objeto de diversas ampliaciones en los últimos años las instalaciones dedicadas a velatorio no han sido ampliadas, por ello urgía la habilitación de una segunda zona de velatorio.

 

Por este motivo, las Brigadas de Obras Municipales han llevado a cabo obras consistentes en demoler la antigua sala de conservación y autopsias que se encontraba en desuso y crear una sala diáfana con características similares a la sala velatorio ya existente y ubicada junto a esta.

 

Se ha actuado sobre una superficie de 65 metros cuadrados y las obras han consistido en el cambio de pavimento, el enlucido y pintado de las paredes. Además se han instalado dos vidrieras en los huecos existentes en la zona donde se sitúa el féretro. En cuanto a la fachada se ha instalado una puerta de doble hoja de madera con vidrieras a ambos lados ocupando el frente de fachada. La actuación ha finalizado con la instalación eléctrica y de aire acondicionado en las dos salas. La zona se ha dotado del mobiliario necesario.

 

Además coincidiendo con la festividad de Todos los Santos, las Brigadas de Obras han llevado diversos trabajos de de acondicionamiento general de las instalaciones del Cementerio Municipal. Así se han llevado a cabo tareas de pintura, se han podado y remozado las zonas ajardinadas, se han instalado bancos en diversas áreas del cementerio y finalmente se ha acondicionado el itinerario peatonal que lleva al cementerio ya que en algunos casos las raíces de los árboles habían levantado las aceras.