Viernes, 24 Octubre, 2014 - 13:00

El alcalde de Calp, César Sánchez, ha recibido la respuesta del Consell que más esperaba: La aprobación del estudio de planeamiento de mejora de accesos a Calp desde la N332. Esto es, la aprobación desde la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente para que el ayuntamiento incluya en su Plan General de Ordenación Urbana las dos rotondas de acceso a Calp desde la N332

 

Este proyecto, en el que la villa lleva trabajando a través de las distintas corporaciones durante más de 30 años, soluciona uno de los problemas más importantes que presenta la entrada a Calp, la peligrosidad de sus accesos, que son los mismos que cuando se diseñó la carretera nacional y Calp sólo contaba con 5.000 habitantes.

 

 

El primer paso será incluir el trazado en el PGOU, que se llevará a cabo en las próximas semanas, a partir de ahí se adquirirán los terrenos mediante la obtención del suelo y se comenzarán la realización de las rotondas con el fin de que en 2015 sean una realidad.

 

Actualmente, los accesos a Calp son uno de los puntos negros señalados por la red de carreteras del Estado. Tres administraciones han debido ponerse de acuerdo con informes favorables para esta actuación: El Consell, la CHJ y Carreteras.

 

El pasado agosto, el ayuntamiento redactó su informe favorable que remitió a las tres administraciones, paso previo a sentar las bases para que se puedan realizar los correspondientes informes favorables.