Viernes, 24 Octubre, 2014 - 08:45
Foto de una terraza en Calp

Los establecimientos de hostelería tendrán más facilidades para la instalación de terrazas en la vía pública. El gobierno de Calp aprobó en el último pleno la modificación de la ordenanza reguladora de la tasa por ocupación de la vía pública con terrazas y estructuras auxiliares y su gobernanza, que incluirá una serie de medidas con el fin de favorecer la actividad hostelera.

 

Entre ellas, destaca la rebaja en un 25 por ciento de la tasa de ocupación de la vía pública para las terrazas de estos negocios. Esta medida entrará en vigor a partir del mes de abril ya que de noviembre a marzo los hosteleros están exentos del pago de esta tasa.

 

Además, los establecimientos hosteleros que se sitúan en una calle semipeatonal tan sólo pagarán el 50 por ciento de la tasa puesto que únicamente ocupan la vía pública por las tardes que es cuando estas calles están cerradas al tráfico rodado.

 

En el texto de la ordenanza se flexibiliza, además, las condiciones para la instalación de terrazas en las plazas del centro histórico. Con anterioridad, se establecía la obligación de dejar un paso libre para peatones de tres metros, lo que llevaba a que muchos locales no pudieran contar con permiso al encontrarse en zonas estrechas. A partir de ahora, el paso que se deberá dejar libre dependerá de las características de la plaza, lo cual será valorado por los técnicos municipales.

 

Con el nuevo texto se rebajan las infracciones y se exime de pagar tasa a fruterías y floristerías al considerarlos como negocios que pueden suponer a la vía pública cierta ornamentación y proporcionar "ambiente mediterráneo", según ha descrito el portavoz de gobierno, Paco Cabrera.

 

Por otro lado, se establece que los negocios que ubiquen sus terrazas sobre tarima deberán cerrarlas para evitar la acumulación de basura y suciedad debajo de ellas, y así mantener mejor las condiciones higiénicas en la calle.