Martes, 2 Septiembre, 2014 - 08:45

El Real Club Náutico de Calpe celebró el pasado sábado la I Jornada de Puertas Abiertas de Kitesurf para dar a conocer la Escuela de Kitesurf del centro náutico y demostrar que los puertos deportivos pueden ofrecer cursos y organizar eventos de vela ligera sin necesidad de estar cerca de la orilla.

 

La escuela, que empezó a funcionar a principios de junio, utiliza una metodología pionera en la enseñanza de este deporte totalmente diferente a como se practica tradicionalmente. El objetivo de esta jornada era demostrar que se puede aprender kitesurf en zonas alejadas de la playa, utilizando embarcaciones neumáticas para transportar a los alumnos en medio del mar.

 

Estadísticamente, el 90% de los accidentes que se producen por la práctica de este deporte ocurren durante el despegue y aterrizaje de las cometas en la orilla. Con este nuevo método, la siniestralidad se reduce drásticamente. Además las condiciones de viento son más favorables porque al realizarse en un espacio abierto, no importa la dirección del viento, sólo su intensidad. Por lo tanto, el aprendizaje es más rápido, seguro y personalizado. En menos de cuatro horas el alumno recibe toda la formación necesaria para subirse a la tabla y empezar a navegar.

 

Otra de las ventajas que ofrece este sistema es la posibilidad de aprender kitesurf en cualquier época del año. La mayoría de las escuelas de kitesurf cierran después de la temporada de verano. Además sólo pueden utilizar las zonas habilitadas en la playa para este deporte. Con esta nueva fórmula, los puertos deportivos tienen la oportunidad de ofrecer este tipo de actividades náuticas a los turistas durante todo el año sin necesidad de acercarse a la orilla.

 

El Real Club Náutico de Calpe ha puesto en marcha este verano numerosas actividades para potenciar el turismo náutico. En sus instalaciones se ofrecen cursos de vela, kitesurf, paddle surf, waichi SUP, kayak, snorkel y remo. También se pueden alquilar motos de agua y neumáticas sin titulación requerida. Y para los niños de 6 a 15 años, el campamento de verano infantil, para que se vayan familiarizando con el deporte náutico.