¿Te imaginas poder disfrutar de infinitas actividades en familia?
DÍA DE LA FAMILIA
¡No te pierdas nada!

Buceadores voluntarios y el Instituto de Ecología Litoral analizan las praderas de posidonia de Calp

Miércoles, 30 Julio, 2014 - 11:45

Buceadores voluntarios y técnicos del Institut de Ecología Litoral han llevado a cabo una jornada de control de la pradera de posidonia oceánica en la Cala del Racó de Calp. El control consiste en la instalación de una serie de estaciones de muestreo en diversos puntos y la toma de datos que permiten comprobar la evolución de esta planta esencial en el ecosistema marino y que es reflejo de una excelente calidad de las aguas marinas. Está comprobado que la presencia de posidonia es una prueba de que el entorno marino goza de buen estado de conservación.

Se han realizado controles a 7 y 12 metros para medir la cobertura y la densidad de la zona acotada. Las muestras recogidas se han remitido al Instituto de Ecología Litoral que en unas semanas hará públicos los resultados definitivos. Con todo, los primeros datos ya señalan que la pradera calpina muestra un “óptimo estado” de conservación y la ausencia de algas invasoras.

La posidonia oceánica constituye uno de los ecosistemas más complejos del mar Mediterráneo ya que representa un área de refugio, alimentación, puesta, cría y reproducción para numerosas especies marinas. Esta planta oxigena el agua y retiene el sedimento evitando así la pérdida de arena del fondo y de las playas.

Desde hace años el Departamento de Playas y de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Calp viene desarrollando campañas de sensibilización y concienciación sobre la importancia de proteger y respetar el litoral informando que la presencia de posidonia no debe

asociarse a una playa sucia, sino al contrario, su presencia certifica la calidad de las aguas de Calp.

La presencia de la pradera de posidonia oceánica es exclusiva del mar Mediterráneo, constituyendo un enclave fundamental para el desarrollo y crecimiento de multitud de especies animales y vegetales, por ellos se denomina a esta planta marina como especie clave, ya que su desaparición conllevaría la desaparición de toda la comunidad asociada a ella.