Calp instala medidores de CO2 y purificadores de aire en los centros educativos de la localidad

Jueves, 7 Enero, 2021 - 14:45

El Ayuntamiento de Calp, a través de la Concejalía de Educación, ha instalado durante las vacaciones de Navidad medidores de CO2 así como purificadores de aire en los cuatro colegios de la localidad y en la escuela infantil Silene d’Ifac. Se trata de medidas que tienen como objetivo evitar la expansión de la COVID-19 en las aulas. 


 

Los medidores de CO2 permiten avisar mediante una alarma si una sala no está correctamente ventilada y por tanto, si profesores o alumnos se encuentran en situación de riesgo, por lo que son especialmente útiles en esta época de bajas temperaturas en las que el frío obliga a cerrar ventanas. 


 

Por otro lado, se ha proporcionado a cada colegio un purificador de aire con filtros HEPA, con capacidad para espacios de hasta 120 metros para que puedan hacer uso de él en los comedores, espacios cerrados en los que los niños no llevan la mascarilla. También dispondrán de purificador de aire los niños de la escuela infantil Silene d’Ifac, tanto en el comedor como en el dormitorio.


 

Está previsto instalar también las próximas semanas medidores de CO2 y purificadores en otras aulas dedicadas a la formación propiedad del Ayuntamiento como la Casa Nova, escuela de adultos (FPA), y el centro cívico. 


 

Además, la biblioteca municipal contará también con medidores de CO2 y el IES Ifac con un purificador.


 

Durante las vacaciones de Navidad se ha aprovechado también para desinfectar todas las aulas y zonas comunes de los cuatro centros educativos y de la escuela infantil Silene d’Ifac. Se han hecho trabajos mantenimiento de carpintería, fontanería y pintura y se han realizado trabajos de poda. También se ha acristalado una sección de pasillo en el colegio Mediterrani, por seguridad de los alumnos, debido a que esa zona tiene mayor tránsito por los reajustes organizativos por la COVID-19. 

Por último, se han comprado juguetes nuevos para la guardería.


 

“Desde la Concejalía de Educación hemos considerado prioritario aprovechar estos días de descanso infantil para desinfectar y acondicionar las aulas, en la medida de lo posible. La introducción, tanto de los medidores como de los purificadores de aire, puede ayudar a ofrecer algo más de seguridad tanto a profesores, como alumnos y sus familias”, ha señalado la concejala de Educación, Rebeca Merchán.