Calp reabre el lunes sus playas con diversas medidas de seguridad

Viernes, 29 Mayo, 2020 - 13:00

Calp está preparado para abrir sus playas el próximo lunes si tal y como está previsto la provincia pasa a la Fase 2. Hasta ahora los ciudadanos podían acceder a la playa para pasear pero no se permitía el baño, ni tumbarse o jugar en la arena.

 

Desde el Departamento de Playas se ha trabajado intensamente en las últimas semanas para poder reabrir las playas de manera segura y cumplir la Guía de Playas Seguras de la Generalitat Valenciana. El Departamento de Playas distingue entre una primera etapa que se iniciará con toda probabilidad el lunes y una segunda etapa que se iniciará el 1 de julio en la que ya habrá movilidad entre provincias y empezarán a llegar turistas.


 

A partir del 1 de junio se apela sobretodo a la distancia social obligatoria de dos metros entre personas, por ello se cierran al público la calas de Morelló y Calalga ya que debido a sus reducidas dimensiones es difícil mantener la distancia social.

Además en las playas de Arenal, La Fossa y Cantal Roig se han instalado unos postes que marcan la distancia de seis metros desde la orilla del mar hacia la arena, en esta zona únicamente se podrá pasear, no se podrá colocar toallas ni se permitirá el juego. Además se recomienda caminar siempre por la derecha.

Los lavapiés de las playas de momentos no estarán operativos por cuestiones de desinfección aunque se espera que en julio pueda habilitarse un procedimiento de desinfección que permita su uso.

 

Podrán utilizarse todos los accesos a las playas y el servicios de socorrismo y salvamento se iniciará el 6 de junio. Este año no habrá patines ni otro tipo de juegos en las playas y las sombrillas fijas del concesionario del servicio serán gratuitas.

 

En cuanto a la segunda etapa, a partir de julio, el Departamento de Playas ha contratado una aplicación que informará del grado de ocupación de las playas, a ello se suma a la contratación de 23 “controladores”, personas que vigilarán el cumplimiento de las limitaciones de aforo y la distancia social. La aplicación permitirá a los “controladores”, cuando las playas se acerquen al 80% de aforo, redirigir a los usuarios hacia otras zonas de playa menos ocupadas.

Además los usuarios podrán, consultando la aplicación, conocer de antemano el grado de ocupación de cada playa y escoger la que consideren más conveniente.

El Ayuntamiento ha instalado carteles en los accesos a las playas en los que informa de las normas de uso de las playas.