La CHJ y el Ayuntamiento de Calp firman un protocolo de colaboración para llevar a cabo un proyecto de obras frente a inundaciones en el entorno de las salinas

Miércoles, 23 Diciembre, 2020 - 13:30

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Manuel Alcalde, y la alcaldesa de Calp, Ana Sala, firmaron ayer de manera telemática un protocolo de colaboración entre ambas administraciones, cuyo objetivo es la confección de un proyecto de actuaciones que pretende resolver los importantes problemas de inundación existentes en el entorno de las salinas de Calp, en una zona catalogada como área de riesgo potencial significativo por el vigente Plan de Gestión del Riesgo de Inundación (aprobado por Real Decreto 18/2016).

 

El proyecto, que incluye un área de retención natural de agua, resolverá la evacuación de los caudales de pluviales durante los episodios de fuertes precipitaciones, existiendo una gran conciencia social a raíz de los más recientes, que produjeron daños significativos y situaciones de riesgo para personas y bienes.

 

Las salinas de Calp y su entorno conforman una masa de agua superficial de transición, muy modificada por la actividad antrópica, según el Plan Hidrológico de la Demarcación del Júcar actualmente vigente (aprobado por Real Decreto 1/2016). La zona de actuación, cuyos terrenos son de titularidad municipal, está catalogada como microrreserva de flora y como zona húmeda por la Generalitat Valenciana. La iniciativa cuenta con el beneplácito de la Consellería d’Agricultura, Desenvolupament Rural, Emergència Climàtica i Transició Ecològica.

 

El protocolo establece que la Confederación Hidrográfica del Júcar redactará el proyecto y ejecutará las obras relativas a la creación de un área de retención natural de unas 10 hectáreas, que garantice la protección ambiental e hidráulica de las salinas. 

 

Por su parte, el Ayuntamiento pondrá a disposición los terrenos necesarios y ejecutará las actuaciones de índole urbanística que se incluyan en el proyecto, tales como la recogida de aguas pluviales y la ejecución de sistemas urbanos de drenaje sostenible (SUDS).

 

Una vez redactado el proyecto y con carácter previo a la licitación de las obras, la CHJ y el consistorio habrán de suscribir el oportuno convenio de colaboración que regulará tanto las condiciones de ejecución de aquéllas como las de su explotación y mantenimiento posterior.